PRUEBAS HIDROSTÁTICAS

La prueba de fuga es un método de pruebas no destructivas, el cual involucra el escape del fluido contenido en componentes presurizados o, la entrada en aquellos que se encuentran al vacío. Los fluidos perdidos, (líquidos o gases) pueden penetrar desde adentro hacia fuera de un componente o variables: presión, temperatura y tiempo.  

 

Las fugas son un tipo especial de grietas que pueden ser de gran importancia cuando influyen en la seguridad o funcionamiento de los sistemas de ingeniería . La confiabilidad operacional de muchos dispositivos decrece considerablemente si existen fugas suficientemente grandes. Es por ello que la prueba de fuga se emplea básicamente para:

 

  • Evitar la pérdida de material; debido a fugas, la cual interfiere con la operación del sistema.

 

  • Evitar contaminaciones ambientales; peligrosas o molestias causadas por pérdidas accidentales. 

 

  • Detectar componentes de dudosa calidad; y aquellos cuyas velocidades de pérdida excedan los estándares de aceptación. 

1/4

El propósito final  de la prueba de fuga es garantizar la confiabilidad y el buen servicio de los componentes, además de evitar fallas prematuras de los sistemas que contienen fluidos bajo presión, o que están al vacío. La rapidez con que se ejecuta la prueba de fuga en estos recipientes es de gran importancia industrial y militar.